“Usted lo vio, es el equipo de don Ángel Tulio Zof”

“Usted lo vio, es el equipo de don Ángel Tulio Zof”

«Una vez más, el Viejo Zof había conseguido lo que logran esas amas de casa que, con dos pesos, mandan a los chicos a la escuela, les compran delantales, pagan la luz, pagan el gas, compran la comida y todavía se arreglan para que les sobren unos centavos para hacerle un regalo a alguna vecina.» Roberto Fontanarrosa

Son momentos difíciles para los futboleros, hace veinticuatro horas tratamos de digerir la muerte del “Diego”. Nosotros, los canallas, tenemos el deber de recordar nuestro máximo ídolo: Ángel Tulio Zof. Un día como hoy, pero de 2014, sufrimos una derrota en una -la primera de tres seguidas- final de Copa Argentina; pero eso no fue lo más importante: Don Ángel partía para alentar a Central desde la tercer bandeja. En esta nota trataré de hacerle un pequeño homenaje al técnico más ganador de la institución y con más cantidad de partidos, un hombre que vivió por y para el club de sus amores.

Angel Tulio Zof, conocido también como Don Angel o el viejo, nació en nuestra ciudad un 8 de julio de 1928. En 1950 dio sus primeros pasos en el fútbol profesional con la auriazul; luego pasaría por diversos equipos de México, Canadá y EEUU, hasta retirarse en el año 1963. Por casualidades del destino, tuvo dos experiencias en el banco rojinegro: 1965-67 y 1969. Su primera etapa en el conjunto canalla se produjo en la temporada 70-71, donde estuvieron a punto de consagrarse, pero esa solo sería la primera de nueve. Si, nueve.

Logró ganar dos campeonatos y una copa internacional siendo DT canalla: 1980, 1986/87 y la Copa Conmebol de 1995. Supo dirigir jugadores de la talla de Ángel Di María, Eduardo Coudet, Juan Antonio Pizzi, Edgardo Bauza, Omar Palma y Marco Ruben; solo por mencionar algunos.

Dirigió 608 partidos, siendo récord en la institución y uno de los más presentes en el fútbol argentino. Fue cultor de un fútbol jugado a partir del respeto al balón; su filosofía era practicar un juego ofensivo. Entendía que más allá del dibujo táctico, lo importante eran las características de cada futbolista.

Sus dirigidos destacan su simpleza para transmitir conceptos y su gran capacidad para quitarles presión. Amado por los propios y respetado por los ajenos, siempre se caracterizó por su trabajo, humildad, sabiduría y bajo perfil. Eso le valió para que, en el año 2005, sea declarado ciudadano ilustre de nuestra ciudad y patrimonio del deporte local.

Cada vez que se iba un técnico y no había plata, lo llamaban: “No le puedo decir que no a Central, es parte de mi vida”, sostuvo. Por actitudes y gestos como este, Zof fue, es y seguirá siendo el mejor de todos los canallas.

Agradecimientos: «Ángel Canalla», de Guillermo Ferreti

Facundo Duran

Facundo Duran

Tengo veinte años, soy futuro Comunicador y me gusta siempre pensar en todo lo que puedo hacer desde mi lugar. Ariano de pura cepa. Soy militante político, y en mis tiempos libres me gusta escuchar una dosis de Rock Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: