Una fiesta rojinegra para la salida del fideicomiso

Una fiesta rojinegra para la salida del fideicomiso

 Luego de catorce años de contraer deudas, y doce para salir de estas; Newell´s vuelve a ser de los socios. El día de ayer se pagó la última cuota pendiente, y la lepra tuvo su fiesta. No es menor: el club volvió a ser de los socios. Atrás quedó el fideicomiso judicial, fruto de la gestión de Eduardo López.

 Ingresando al estadio, cada socio recibía una llave y un pequeño folleto con las cifras de lo abonado anualmente desde el 2008. “Los destinos de nuestra casa vuelven a ser únicamente de los socios”, fue la leyenda que podíamos leer al recibir este recuerdo de un día histórico.

 La cita fue en el Coloso Marcelo Bielsa, los socios e invitados estaban ubicados en la visera Tata Martino; y en frente tenían a la tribuna Maxi Rodríguez. Resalto estos tres nombres, que además de ser parte de la rica historia rojinegra, fueron nombres que resaltaron aún más luego de la salida de López. Quizás antes eran palabra prohibida, pero lo cierto es que estos tres ídolos estaban totalmente alejados de la institución, y ambos, a su manera; terminaron ayudando al club de sus amores.

 9,5 millones de dólares era la abultada deuda, que se ajustaba con cada vez que la moneda extranjera ajustaba la economía de Newell´s, así como la de los argentinos en general. En suma, la justicia retenía el 15 por ciento de los ingresos, hasta hoy.

“Esto es el equivalente a salir campeón” argumentaría ante la prensa Cristian D´Amico, actual vicepresidente de Newell´s. Y es que, si bien no es un logro deportivo, la sensación de la noche fue que ganaron todos los leprosos, más allá de no sumar una estrella.

 A las palabras de socios y trabajadores de la institución se sumó un video documental, dividido en dos partes. En este, se mostraba el antes y después de lo que fue la era López, reconociendo el trabajo de la recuperación democrática, social, económica y deportiva del rojinegro. En todos los casos, además de aplaudir el proceso, se elogió a Guillermo Lorente, quien estaba presente entre los invitados especiales de esta fiesta.

 El ex presidente, que se sentó al lado del Maestro Griffa, fue el más aplaudido de la noche, y se lo llenó de reconocimiento por ser quien dio el pasó al frente para enfrentar en elecciones a Eduardo López, allá por 2008.

Entre los reconocimientos, el más emotivo quizás fue el de Sebastián Domínguez. El ex jugador y hoy periodista, se llenó los ojos de lágrimas al mencionar los cambios que vivió en la institución. Desde su etapa como juvenil, hasta su retiro. Recordó el antes y después del 2008, y cómo hasta el torneo del 2004 era una distracción de lo que estaba pasando.  

fiesta

De esta forma, Newell’s vivió una fiesta muy especial, porque se cerró una etapa de desmanejos económicos. Por eso la emoción de los presentes en el Coloso, tanto de los socios de a pie como de los invitados especiales. Pero además de la salida del salvataje lo que se celebró fue que la solución llegó con el club en

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: