¡Shaná Tová Umetuká! La comunidad judía celebra la llegada del 5782

¡Shaná Tová Umetuká! La comunidad judía celebra la llegada del 5782

Con la aparición de la primer estrella, comenzó el Rosh Hashaná, el año nuevo judío, según el calendario hebrero. Se prolonga durante los dos primeros días del mes tishrei: es decir, el 7 y 8 de septiembre. A todos nuestros lectores les deseamos ¡Shaná!

5782 es el número que recuerda la creación del mundo, donde al sexto día fue creado el ser humano. Así, son días de balance espiritual en los que las personas realizan un examen de conciencia sobre las acciones del año que se cierra, y se disponen a pedir perdón a Dios y a los semejantes agraviados.

¿Cómo festejar el 5782?

La tradición manda que en todos los hogares judíos las chicas enciendan las velas y reciten bendiciones.

En la sinagoga también hay unas lecturas especiales y se toca el Shofar, cuyo sonido invita a despertar la conciencia de las personas. Según las creencias, el fin es arrepentirse de los malos actos y volver a Dios, según explica Federación.

En suma, como en todo año nuevo, se expresan plegarias y deseos para un 5782 mejor y se saluda de diversas formas, pero con el mismo fin: “¡Shaná tová!” (Buen año), “¡Shaná tová umetuká!” (Un año bueno y dulce) o “¡Leshaná tová tikatevu vetejatemu!” (Por un buen año, en el que seamos inscriptos y rubricados).

Comidas tradicionales

En Rosh Hashaná también se comen algunos alimentos especiales que simbolizan bendición, como la cabeza del carnero, dátiles, manzana con miel, granada, calabaza y muchos alimentos dulces, con el fin de buscar que el año que comenzamos sea “tan dulce como la miel” y “próspero como la granada, repleta de granos frescos y deliciosos”.

El Gefilte Fish es uno de los platos más tradicionales de la festividad, y consiste en pescado blanco molido con cebolla, zanahoria, perejil, sal y pimienta, que se suele cocinar horneado en forma de bastón o hervido en forma de albóndigas. En cuanto al postre, se sirve el leicaj, un dulce a base de miel que combina huevo, azúcar, canela, té y aceite. Tampoco puede faltar la jalá, un pan trenzado judío.

El calendario hebreo

El calendario hebreo es un calendario lunisolar, es decir, que se basa tanto en el ciclo de la tierra alrededor del Sol (año), como en el de la Luna al rodear a la Tierra (mes). La versión actual, por la que se rigen las festividades judías, fue concluida por el Hilel II hacia el año 359.

Este calendario se basa en un complejo ritmo, que permite predecir las fechas aproximadas de la luna nueva, así como las distintas estaciones del año, basándose en cálculos matemáticos y astronómicos, prescindiendo desde aquel momento de las observaciones empíricas de que se valieron hasta entonces.

¡Shaná Tová Umetuká!

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: