Pese a haber sufrido, Central ganó bien de visitante

Pese a haber sufrido, Central ganó bien de visitante

Pisó fuerte, atacó con toda la intención de llevarse el resultado, se pudo complicar sólo, aprovechó los huecos que dejó su rival, pero también sufrió por tramos; hasta que, cuando sonaban las campanas del ocaso, liquidó el pleito de gran forma. Todo esto resume el triunfo centralista por 4-2 en tierras santiagueñas. 

Desde los primeros minutos se mostraron las ganas de ambos equipos que querían ganar para salir momentáneamente de los últimos lugares de la tabla, pero el canalla fue al grano y, en media hora, ya iba 2 a 0 arriba: primero Ávila de cabeza -luego de un centro de Michael Covea- y Ruben aventajaban a los suyos. 

Aún así los santiagueños complicaron dos veces a los dirigidos por el Kily: Milton Gimenez y Sebastián Ribas (cumpliendo la Ley del Ex) ponían a tiro al ferroviario. Incluso, en momentos, parecían quedarse con un punto de oro, teniendo en cuenta que jugaron con uno menos durante veinte minutos por la expulsión de Alejandro Maciel. Sobre el final, volvió a aparecer el ‘9 de oro’ para liquidar la cosa y traerse los tres puntos para Rosario.

Algunas consideraciones sobre estos noventa minutos:

  • Gastón Ávila y Lucas Gamba, sumado a vecchio, forman parte de la lista de los “imprescindibles”. El gato, quien anotó el primero, demuestra ser de esos defensores que saben escalonar, con gran precisión con los bochazos sin “tirarla de punta” y con gran capacidad de ordenar la defensa. El gemelo de Mohamed Salah, en su condición de segundo delantero, lo demostró en estos momentos: de los nueve goles hechos en tres partidos, influyó en cuatro (tres suyos y una asistencia).
  • Para poner en un “Marco”: el bebote está a nada de seguir escalando en la historia auriazul. 89 gritos lo acomodan en la tercera posición, está a seis de Mario Kempes (94) y nueve de Waldino Aguirre (98). ¿Se convertirá en el máximo artillero del profesionalismo?
  • Un baño de realidad, y volver a empezar: la eliminación en Copa Sudamericana fue la demostración de que este equipo no podía hacer frente al calendario apretado que tenían, la misión era recuperar el funcionamiento y los puntos que se fueron escapando. Por ahora, están en vías de lograr ambas pero esto es largo.

Posterior al partido, el Kily dejó algunas declaraciones. El funcionamiento de su equipo, lo que se viene y el rol de Marco Gastón en la estructura futbolística fueron algunos de los temas que tocó: 

«Me quedo con lo que mis jugadores me transmiten dentro de la cancha. Este partido fue una demostración de carácter. Jugarle de igual a igual al que sea. Si logramos hilvanar una racha de victorias podemos meternos en el lote de los de arriba». Continuó: «Marco es uno de los ídolos del club. Él y los experimentados son los primeros en agarrar la bandera de la identidad. Me llena de orgullo. Deja todo lo que tiene. Es de esos líderes positivos y gracias a Dios lo tengo en mi equipo» (vía: CF).

La próxima parada será ante un siempre duro Boca Juniors, en Arroyito. Recordemos, los dirigidos por Sebastián Battaglia vienen en levantada y en una situación similar a la del “canalla”

Facundo Duran

Facundo Duran

Tengo veinte años, soy futuro Comunicador y me gusta siempre pensar en todo lo que puedo hacer desde mi lugar. Ariano de pura cepa. Soy militante político, y en mis tiempos libres me gusta escuchar una dosis de Rock Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: