Luego de 70 años, los jaguares volvieron a andar libres en Corrientes

Luego de 70 años, los jaguares volvieron a andar libres en Corrientes

Gracias al proyecto Iberá, que busca salvar a la especie, dos cachorros de jaguar junto a su madre fueron liberados este 7 de enero en el Parque Nacional Iberá. Debido a que esta especie se encuentra en peligro de extinción, la propuesta buscará poder salvar a los jaguares del norte argentino.

 Karai y Porã nacieron a mediados de septiembre del último año, y al igual que su madre Mariua, ya corren libres en los Esteros del Iberá, el mismo lugar donde los jaguares habían sido arrancados hace siete décadas. Lamentablemente, los cazadores y el propio avance del hombre habían limitado la existencia de la especie, sacándola de su hábitat para dejarla expuesta en las carreteras, donde miles murieron atropellados.

 Hoy, gracias a este inédito proyecto, por primera vez en el mundo se intenta devolver a este felino su ambiente natural, el mismo del que el hombre lo había echado. Llegar a este logro fue una tarea de concientización que se realizó en toda la provincia de Corrientes, donde esta será la protectora de la especie, con la que se siente identificada y a la que promete cuidar.

Los cachorros, que se convirtieron en los dos primeros en nacer bajo el proyecto de conservación; ya experimentan la libertad (Matías Rebak -Rewilding Argentina)

 La familia jaguar dejo el pasado 7 de enero el lugar donde vivían, un corral de 30 hectáreas del Centro de Reintroducción de Yaguareté, dentro del Parque Nacional Inerá. Justamente de este sitio toma nombre el proyecto, que buscará proteger a los tres jaguares que se desplazan en el humedal correntino, donde alguna vez la especie reinó, y ahora espera volver a hacerlo su hogar.

El logro de este proyecto se divide en el gobierno de Corrientes y la Fundación Rewilding Argentina, que ya había logrado reintroducir en ese parque a otras especies, como el venado de las pampas, el oso hormiguero gigtante, el guacamayo rojo, la nutria gigante y el pecarí de collar. “Y gracias al compromiso del pueblo correntino en general, y los habitantes de Iberá en particular”, destaca Marisi López, directora del proyecto.

Cómo es el plan que buscar salvar a los jaguares

“Un proyecto como este, me animo a decirlo, es único en el mundo”, anticipa Mirisi López sin ocultar su emoción cuando cuenta que toda la Fundación Rewilding Argentina siguió a través de las cámaras el momento en que madre e hijos pasaron las rejas que los separaba de la vida salvaje, la que la especie nunca debió perder.

 “Hace 10 años empezamos con el proyecto que hoy está dando frutos. No solamente por el reciente nacimiento de dos nuevos cachorros que se produjo en noviembre (ya suman seis) sino, sobre todo, por la apertura de puertas de los corrales en los que esos felinos nacieron y que hoy pueden correr libres”


7 de enero – 04:25. Momento en que Mariua, Karai y Porã salen del lugar donde los cachorros nacieron y vivieron por 4 meses.
La premisa que tienen quienes participan de este proyecto es clara: que los cachorros no sean cautivos y que desde su nacimiento vivan de manera “casi silvestre, porque si bien estaban en los grandes jaulones no tenían contacto con humanos”.

 “Ahora los cachorros junto a su madre experimenten la libertad aunque la madre tiene un collar que emite señal constantemente de modo que podemos saber dónde están ella y sus hijos que al ser tan pequeños siempre están a su lado. Así será hasta el año y medio o dos y luego se independizarán, pero no se moverán muy lejos de donde sepan que hay otros de su especie”, explica López y asegura que además del collar que lleva Mariua en la zona donde fueron liberados hay cámaras dispuesta en diferentes lugares. “Son cámaras-trampas que cuando registran algún movimiento sacan fotos; así podemos ver dónde están”.

Para lograr un mayor acercamiento y compromiso, la fundación invitó algunos vecinos para conocer por cámara a los recién nacidos y poder interiorizarse en el trabajo que allí realizan y la importancia de los cuidados que todos puedan darles. “Hay campañas en videos, charlas educativas y todo tipo de acciones con la comunidad, las escuelas y con los intendentes que involucra a un montón de actores para están aprendiendo cómo cuidar a los yaguaretés”

El yaguareté es el mayor carnívoro sudamericano y ha sufrido una retracción alarmante en los últimos dos siglos. En Argentina, perdió más del 95% de su área de distribución y hoy solo sobreviven al menos 250 individuos y sigue siendo una especie catalogada “en peligro crítico de extinción”.

Podés leer solo buenas noticias en nuestra sección de Tinta Buena.

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja un comentario