Las maratones de Rosario, Buenos Aires y Mendoza, en marcha

Las maratones de Rosario, Buenos Aires y Mendoza, en marcha

 Las tres carreras más atrapantes del país ponen primera en el calendario, y esperan por su realización en el 2021. Si bien dependen de la situación epidemiológica del momento, ya comenzaron las preparaciones y protocolos para poder realizar las maratones con éxito.

Desde comienzos del 2020 que Argentina no tiene una maratón “normal”. Se tuvieron que limitar a la modalidad virtual, o bien limitar la participación a un sector muy específico. En este sentido, el gran anhelo de los corredores, es volver a competir en esta fiesta del running, y estas noticias alegran a este mundo.

 Dentro del calendario, la más cercana es la maratón de Rosario. Con fecha para el 22 de agosto, con distancias de 42, 21 y 8 kilómetros. Tanto la largada como llegada, serán en el Monumento a la Bandera, con el río Paraná de fondo. Así, esta será la prueba de fuego para ver la posibilidad de comenzar a transitar una nueva regularidad en el atletismo.

Por su parte, la maratón de Mendoza aparece luego en el mapa, tras realizar una primer prueba en febrero pasado, donde los 21k fueron un éxito. Ahora la fecha estipulada es el 5 de septiembre, desde los puentes colgantes de Cacheuta. Además, habrá media maratón en los viñedos de Luján de Cuyo, ese mismo día. También se suman la prueba de 4 y 10 km, desde los portones del Parque San Martín.

En cambio, los 21 y 42k de Buenos Aires están pactados para el 10 de octubre, aunque aún resta la confirmación por parte de las autoridades, que espera definir en la primer quincena de julio. ¿Cuántos podrán participar? Todavía resta saberlo, ya que dependerá de la situación epidemiológica de Capital para los días previos.

Mendoza ha sido sede de diferentes maratones, y presenta la logística para ser una fiesta.

Los protocolos

 Es sin duda la gran arista que definirá la potabilidad de las carreras en el futuro. Como dato, las tres pruebas dependerán de la logística de Sportfacilities, que ya había implementado la estrategia de “carrera segura”, en febrero para los 21k de Mendoza.

 Según los propios directivos de la empresa, el retiro de kits será en espacios abiertos, con voluntarios tomando la temperatura corporal en el ingreso, respetando la distancia social y con uso de tapabocas obligatorio.

 El mismo día de la carrera habrá un control previo a la largada, donde los corredores deberán portar el barbijo antes de pasar por el arco de largada. Tendrán un espacio sanitizante, toma de temperatura, distancia con el resto de los participantes, y tandas por tiempo, donde respetarán turnos de largada. Al ser cronometradas por chip, este proceso no afectará la toma de tiempos de cada uno.

maratones

 Durante la carrera, los puestos de hidratación serán establecidos previamente, donde los voluntarios estarán equipados con mascarillas y guantes. En las mesas donde estará la bebida y fruta, se respetará el protocolo, para evitar el contacto directo entre los organizadores y los participantes.

 Como cierre, al cruzar la línea de meta, cada finalista deberá volver a ponerse el cubrebocas, donde pasará por un control donde podrá retirar la medalla y sumar su primer trofeo en pleno Covid-19.

La primera de todas las cruzadas de las maratones: Rosario

¿Te animás a participar? ¿Cuál es tu meta?

Redaccion

Redaccion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: