La dama del lago y el fantasma de Oroño

La dama del lago y el fantasma de Oroño

 El cruce de Avenida Pellegrini con Boulevard Oroño puede ser reconocido por varias cosas: el choque las dos calles más importantes de la ciudad, una icónica rotonda, y un espectacular árbol iluminado para Navidad. Lo que no todo el mundo sabe, pero que varios han vivido, es el famoso fantasma de Teresita, la modelo que sirvió de inspiración para “La dama del Lago”, y que parece que al día de hoy sigue vigente en este cruce.

 Cuando el sol comienza a meterse, las luces artificiales aparecen, y el ruido de autos circulando el Parque Independencia empieza a disminuir, se sienten unas pequeñas voces, que parecen ser gritos. Cuentan varios testigos que estos provienen del pequeño islote dentro del lago de Oroño, aquel que tiene a una mujer posando desnuda, como protagonista.

 En la época de inauguración, ver la representación una mujer desvestida causó un enorme revuelo. La pose, supuestamente provocativa, no dejaba contentas a las familias que transitaban el parque, desconociendo la historia detrás de esta escultura, y sin imaginarse el relato sobrenatural que luego vendría.

El creador de La Dama

Osvaldo Lauerdorf fue el artista detrás de esta obra, quien también se encargó de embellecer otros parques de Rosario. Lo que hace por demás particular a su trabajo en Oroño y el Río, es que la mujer en cuestión era su sobrina, “Teresita”. No solo esta era notablemente más joven que él, sino que también llevaban un escandaloso romance.

 Por cuestiones del destino, “la bella durmiente del lago real” murió a los pocos meses de inaugurada la obra, a causa de una grave enfermedad.  En medio de las polémicas de la época, se llegó a envolver la escultura, como forma de tapar esta pose que a varios ponía incómodo. Y es que a partir de ahí comenzaría a volar la leyenda que narra cómo la joven sigue paseando, vigilando el sitio.

 Con el correr del tiempo, y la posterior muerte solitaria de Lauerdorf, comenzaron a aparecer cada vez más vecinos que se sentían intrigados por los ruidos que escuchaban en el laguito. Incluso, algunos testigos aseguran haber visto a una mujer vestida enteramente de blanco, vagando por la superficie de las aguas.

A este rumor, se suman varios comentarios de quienes escucharon ruidos en la cercanía del Museo Castagnino, asegurando que es parte de los reclamos de Teresita hacia los rosarinos. Según las propias historias, es ella la que “no ha encontrado la paz”, tras morir en medio de una polémica, y es por esto que no puede abandonar el Parque Independencia.

 Yo no creo en los fantasmas, pero que los hay, los hay.

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: