Hay que ser egoísta en el amor

Hay que ser egoísta en el amor

Hoy estoy tranquila.
Invoco pensamientos
que pegan como las partículas de arena
que vuelan en las tormentas de playa,
pero me recuerdo que son sólo eso:
remolinos de viento.
Hay estrofas que se sienten
como pequeñas heridas,
pero me recuerdo que nunca nadie murió de eso.
Dos frases
sobrevuelan los escenarios creados por mi mente,
y me asombro

y me miento
y me digo la verdad,
todo en un solo momento.
Es una revelación que me digas
siempre todo lo que necesitaba escuchar,
pienso,
lo quiera yo o no.
Es una revelación que me conozcas tanto
y que, a la vez,
no me conozcas nada.
Que me cures tanto,
que me cuides tanto.
Podría pensar lo peor,
y creo que,
en cierto punto,
debería,
porque vos ya me lo advertiste:
“hay que ser egoísta en el amor”.
Y si hay algo que somos los dos,
es egoístas.

Escritos Febriles

Amor y desquicie

Días grises, personas grises

Gente de plástico y conversaciones hechas de humo

Equis y Hache

Brutal Honestidad

Rastros

Mi propia enemiga

Un irupé flotando en el Paraná

II Concurso literario Diario Tinta Nova

Giulia Zanelli

Giulia Zanelli

Nunca no estoy escribiendo y escuchando a Babasónicos. Futura licenciada en comunicación. El arte como salvación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: