El último suspiró le jugó en contra

El último suspiró le jugó en contra

Por cómo se pensó desde la previa, el punto era super valioso: Central venía de dos caídas seguidas y el pincha con la mentalidad en seguir en la pelea de arriba. Pero el empate terminó siendo decepcionante para los canallas, ya sea por el desempeño que tuvieron, por estar en ventaja en dos ocasiones o por la gran actuación de Gino Infantino, anotador de ambos tantos.

El primer tiempo fue de dominio pincharrata. Central hizo grandes méritos como para perder, defendiendo mal y retrocediendo peor. Supo sufrir los ataques del león que entraban como si nada al área. La ausencia de Gastón Ávila, una vez más, se hizo sentir. La apertura del marcador llegó en un momento bastante inesperado: cuando menos se lo pensaba, con carambolas de por medio, Infantino hizo de pescador para conectar con la red en pleno descuido defensivo y, de paso, tener su bautismo goleador. La igualdad pincha llegó al final del primer tiempo: Manuel Castro, con el taco de recurso, le dió la igualdad a su equipo aprovechando el peor déficit que tiene el conjunto centralista. Es decir, defender decididamente mal las pelotas paradas en su área. 1 a 1 se iban al descanso.

Para el segundo tiempo, el 4-2-3-1 que paró el equipo le sirvió para ser incisivo en ataque y tener grandes oportunidades de gol, pero volvió a pecar de caprichoso abajo. El segundo tanto del juvenil de la tarde -desde mi opinión, al podio de la fecha- llegó luego de un gran centro de Alan Marinelli, conectando el balón de volea. Golazo. Más tarde, Marco Ruben tuvo la posibilidad de estirar la ventaja en un mano a mano generado por Michael Covea, increíblemente no fue gol; y lo que hubiese pasado si entraba esa pelota. Hasta que…. Jaime Ayoví, ingresado en el complemento, remata de cabeza un centro de Franco Zapiola y decreta la igualdad en la última jugada del partido.

El pibe Infantino reemplazó a Zabala y se trajo sus primeros dos goles. 

En suma, fue un partido que no generaba altas expectativas en el público canalla como para llevarse los tres puntos. Defendió muy mal, marcó peor y hasta eran tres puntos de oro por esos motivos. El podio: Gino Infantino por sus dos goles y gran proyección, Jorge Broun por su responsabilidad para que Central nunca haya estado en desventaja, y buen ingreso del venezolano Michael Covea. Próxima parada: Patronato.

Facundo Duran

Facundo Duran

Tengo veinte años, soy futuro Comunicador y me gusta siempre pensar en todo lo que puedo hacer desde mi lugar. Ariano de pura cepa. Soy militante político, y en mis tiempos libres me gusta escuchar una dosis de Rock Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: