El Palacio Canals, un espectacular patrimonio en el corazón

Juan Canals arribó a Rosario en 1870, proveniente de Catalunya, y rápidamente se destacó por su habilidad en los negocios y la cantidad de terrenos que disponía. Fruto de sus ganancias, mandó a construir su propio palacio, a cargo del arquitecto inglés Herbert Boyd Walker, en 1888. Juntos también proyectarían diferentes obras que hoy son patrimonio de la ciudad, como Villa Hortensia (1890, hoy Distrito Norte), el Palacio de Tribunales (1889, hoy Facultad de Derecho) y la casa del empresario Eloy Palacios (1890, hoy Tribunales Federales).

 La mansión era para uso personal de Canals (1849-1901), quien realizó una fuerte inversión en el mercado inmobiliario, y buena parte de esta apuesta la destinó a la obra pública de Rosario. Otros proyectos no pudieron ser finalizados, como la construcción de la sección norte y sur del puerto. A la par, fue una de las personas que desarrolló los primeros proyectos de pavimentación y adoquinado.

En este sentido, Canals de distinguió de otros empresarios de la época por sus aportes a los gobiernos municipales, provinciales y nacionales. Lamentablemente, la crisis económica que vivió el país en 1890, le hizo perder gran parte de sus negocios, remarcándose una fuerte deuda con el banco de Santa Fe.

 Al ser una persona trascendente y terrateniente, se comenzó a tener opiniones divididas sobre el business man. La opinión pública lo acusó de utilizar con fines particulares el dinero de obras públicas. Esa perspectiva lo convirtió en una persona cuestionada por parte de la sociedad rosarina.

Foto: Descubriendo Rosario

 El palacio

 Además de su carácter suburbano, la ubicación era un punto estratégico por estar “en las afueras”, ubicada entre las calles Rioja, Balcarce, San Luis y Moreno. Se encontraba a metros del Boulevard Santafesino (Hoy Oroño), que era el limite oeste de Rosario.

Canals
Foto: Descubriendo Rosario

El jardín contaba con palmeras, magnolias y robles; que se mantienen hasta nuestros días. Ya centenarias, conforman dos diferentes plazas: Dr Julio Maiztegui y Alicia Moureau de Justo. Estas quedaron relegadas ante la Maternidad Martin, edificio inaugurado en 1939.

 En 1898, la residencia fue cedida al Municipio en 1898, y en 1902 pasó a llamarse Palacio de la Higiene, para más tarde ser bautizada como Palacio de la Asistencia Pública. Siguiendo esta línea, sus más de 100 años en tal función, lo convierten en el edificio de Salud Pública más antiguo de Rosario.

Arquitectura

 Hoy la magnífica construcción alberga la Obra Social IAPOS. La adaptación a su uso actual buscó la recuperación de la estructura original de la obra. Esto permitió dejar exentas las columnas de hierro originales, retirando los agregados realizados en intervenciones posteriores. También se recuperó la envolvente de mampostería revestida en símil piedra, con elementos ornamentales de gran valor simbólico. En suma, se agregó un entrepiso con locales sanitarios y de servicios.

Canals

La planta baja concentra los boxes de atención al público, se unificó el espacio central y se planteó un sistema de circulación en sentido longitudinal desde el ingreso principal hasta el nuevo núcleo de escalera y ascensor, con el ingreso de personal en la contrafachada. En el primer piso se propuso también un gran espacio central desde el cual se accede a las galerías, quedando los locales de frente y contrafrente para oficinas de mayor jerarquía.

Canals

 Como extra, IAPOS firmó un convenio donde se compromete a efectuar las reparaciones y puesta en valor del inmueble, junto a la adecuación integral del espacio público circundante. También se proyecta construir ahí mismo el Museo de la Salud.

 Túneles

Foto: Carlos Maldoni

 Anteriormente hemos mencionado la ciudad subterránea que podemos encontrar debajo de Rosario. Y el Palacio Canals no es la excepción. Sus túneles han podido ser recorridos en la última edición del Open House, donde se ha podido dar cuenta del atajo que se escondía.

Foto: Carlos Maldoni

 En el mismo, se puede ver el recorrido que cruzaba calle Rioja, y permitía una salida hacia la Facultad de Derecho. Según se cree, esta vía era una conexión entre su despacho en los ex Palacio de Tribunales, y su propio hogar. ¿Será una salida de emergencia que Canals disponía?

 La particularidad, es que, al día de hoy, la propia Facultad de Derecho nunca encontró la salida que el empresario utilizaba, luego de que se sellara.

Agradecimientos

www.elciudadanoweb.com

AfiliaGo - 22Bet
Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: