Central fue justo ganador

Central fue justo ganador

Cumplió con las ‘tres G’: Ganó, Goleó y, podríamos decir, Gustó; esto último reconociendo siempre lo resistido que venía siendo el equipo y cuerpo técnico hasta hace siete días nomás luego de los bochornos ante 12 de Octubre y Estudiantes. El Kily, muy de a poco, fue entendiendo las limitaciones del equipo y, en base a eso, trató de amoldarlo a un esquema no muy rebuscado (4-4-2 o, a lo sumo, 4-3-1-2 con Vecchio de enganche). 

Del lado leproso, si bien tuvo ocasiones muy claras para poder anotar, empatar y descontar, su técnico no tuvo la mejor lectura del partido que tenía. Uno de los tantos horrores tácticos que cometió fue no haber puesto a Maxi y a Scocco juntos, sabiendo el potencial que transmiten a un equipo donde conviven con muchos juveniles (Negri, Capasso, Nadalin, Calcaterra y demás).

El primer tiempo mostró dos equipos que trataban de demostrar la idea de juego que tienen: Mientras Newell´s buscaba mostrarse ordenado y cortar circuitos desde la presión, Central trataba de jugar y dominar desde las bandas con mucho empuje con sus mediocampistas. El primer gol canalla fue “de galera y bastón” todo empezó con una jugada corta de Jorge Broun donde lograron concatenar diez pases de arco a arco, Damián Martinez asistió a Marco Ruben quien la recibió de zurda y la tocó con sutileza de derecha, 1 a 0 ganaban los locales hacia los 17 minutos. Luego, tuvo muchas ocasiones donde pudo estampar el 2 a 0 pero la figura de Alan Aguerre lo impidió.

Los rojinegros, hasta entonces, también tuvieron grandes posibilidades de acercarse en el marcados y meterse en partido, como una que tuvo Luciano Cingolani recibiendo la pelota libre de marcas, pero Fatura la encontró justo.

En la segunda parte si bien al inicio la lepra empezó con otra actitud y el canalla estuvo agazapado, con el transcurso de los minutos, la cosa se invirtió; y así fue como, a los 16 Nicolas Ferreyra estampó el 2 a 0 luego de una jugada de laboratorio. Con el partido liquidado desde el resultado y lo futbolístico, el mono Burgos cometió un error detrás de otro con los cambios. El pleito tendría cifras definitivas cuando, a los 35, Luca Martinez Dupuy recibe un balón de Luciano Ferreyra y la manda a guardar contra la resistencia de Aguerre.

De este partido podemos sacar algunas conclusiones: Por el lado de los vencedores: la imagen que dejaron es gratificante para el hincha y para el CT que entra en confianza de a poco, supieron tener armonía los experimentados (Ruben o Vecchio) con los foráneos (Nicolás Ferreyra o Damián Martinez) y los canteranos; por el lado de los vencidos: Burgos no supo leer el contexto y la confianza que transmiten jugadores de gran jerarquía (Ignacio Scocco, Maxi Rodriguez o Mauro Formica) y el equipo no jugó prácticamente a nada; incluso el hincha demostró su malestar ante esta situación donde las elecciones juegan un rol importante de cara al futuro leproso.

Más allá de eso, algo le tiene que quedar claro a los dos clubes y a los hinchas, sobretodo: no perder la calma ni dormirse en los laureles, esto último va para los canallas que resultaron vencedores. El camino, al parecer, debería ser este; pero todavía les falta mucho y el margen de error sigue siendo cero y deben ganar para avanzar de fase en Copa y torneo local.

AfiliaGo - 22Bet
Facundo Duran

Facundo Duran

Tengo veinte años, soy futuro Comunicador y me gusta siempre pensar en todo lo que puedo hacer desde mi lugar. Ariano de pura cepa. Soy militante político, y en mis tiempos libres me gusta escuchar una dosis de Rock Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: