Central cayó derrotado y se volvió con las manos vacías

Central cayó derrotado y se volvió con las manos vacías

En la noche sanjuanina de sábado, los dirigidos por el “Kily” González perdieron 3 a 1 contra los de Pellegrino; quienes estarán a la expectativa de la final de esta noche: tendrán que jugar contra el perdedor de Boca-Banfield por un lugar en la Copa Sudamericana 2022. Se terminó la participación del canalla en la Copa Diego Maradona y, con ella, se fue una chance clave para jugar un torneo internacional.

El desempeño general del partido fue relativamente parejo: cada uno tuvo vaivenes y oportunidades de concretar, pero tuvieron falencias en ataque y defensa. Central se mostró débil con el penal de Laso a Bouzat, luego fue cambiado por gol obra de Centurión a los nueve minutos. El empate no tardaría en llegar: Alan Marinelli, aprovechando un tiro rechazado de Vecchio, puso las tablas parciales en el marcador. 

En el segundo tiempo, si bien la idea de juego supo mantenerse e hizo lo que pudo, el equipo auriazul no fue efectivo en ataque y pagó caro. Le bastaron aproximadamente 15 minutos para desgastarse físicamente, sumado a la expulsión de Jonathan Bottinelli (la pelota le impacta en el codo cuando quiso rechazar, doble amarilla) luego de cometer un penal en el área. Esta vez Thiago Almada seria quien la mande a guardar.

A cinco minutos del final, Pablo Galdames (entrada a destiempo sobre Lo Celso) vería la roja y dejaría a los de Liniers con diez. Pero el canalla se quedaría con nueve luego de la expulsión de Damián Martínez (codazo sobre Orellano) y, con ello, se apagaban las ilusiones de empatar. Ya en tiempo de descuento, Florián Monzón pondría cifras definitivas en el marcador.

La diferencia estuvo en lo individual: lo que a Central lo perjudicó, a Vélez lo benefició. No vamos a hacer hincapié en las decisiones arbitrales ,en las expulsiones y los penales sancionados, por más polémicos que hayan parecido. 

Si nos toca balancear la performance canalla en esta competición sería algo así: Hay nombres –como Bottinelli, Damián Martínez, Laso o Novaretti- que tuvieron actuaciones para el aplazo, fueron responsables directos de muchos puntos dejados en el camino y le restaron jerarquía a un plantel que la necesitaba para hacer jugar a los más jóvenes; Vecchio fue la revelación, no solo por lo que mostró, sino porque llegó resistido y sin muchas expectativas, junto a Rinaudo condujeron y lideraron este proceso; hay juveniles –como el caso de Marinelli o Russo- que prometen, y mucho. Habrá que reforzar puestos clave: arquero, zaguero central, volante tapón (si se va Rinaudo) y centrodelantero; de lo contrario, la tendrán difícil en la Sudamericana. Deberán ser bien pensados, y no gastar “a lo loco”, porque lo barato puede salirles caro.

Ahora deberán poner la mente en la Copa Argentina: enfrente esta Boca Unidos de Corrientes, el partido será este miércoles a las 19.20 horas, en el Estadio Único de San Nicolás por los 32avos de final.

Facundo Duran

Facundo Duran

Tengo veinte años, soy futuro Comunicador y me gusta siempre pensar en todo lo que puedo hacer desde mi lugar. Ariano de pura cepa. Soy militante político, y en mis tiempos libres me gusta escuchar una dosis de Rock Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: