Cementerios ecológicos donde los seres queridos se transforman en árboles

Cementerios ecológicos donde los seres queridos se transforman en árboles

 Un proyecto que cada vez está más en auge. En más de 50 países, se han instalado estos cementerios, que funcionan como refugio para aquellas personas que fallecieron, y que optan por devolver a la naturaleza con su cuerpo. Así, en lugar de lapidas o cenizas, los familiares son recodados con un árbol, que creció gracias a los nutrientes de sus restos.

 Si bien nadie se siente contento al hablar de su paso a la otra vida, la única que certeza que tenemos como seres vivos, es que algún día falleceremos. Si bien estamos en todo nuestro derecho de decidir qué hacer con nuestro cuerpo, el poder contribuir a otras personas y a la ecología, es una excelente forma de devolver lo vivido.

El cementerio ecológico posee una extensión de tierra dedicada a la plantación de árboles, donde los restos de los seres queridos forman parte del entierro. Se hace una ceremonia en memoria de esta persona, y se coloca cerca de las raíces del árbol plantado. Pueden ser manzanos silvestres, arce azucarero, roble, gingko, lila, hortencia y arce amur.

Cementerios

 Como si se tratase del ciclo de la vida, nosotros nos alimentamos con frutos que salen de estas plantaciones, respiramos el aire que nos dan, y vivimos gracias a su existencia. Entonces, poder contribuir a que haya más, luego de nuestra partida, es una gran forma de ser parte del recorrido natural.

 Actualmente, el parque más grande destinado de los cementerios ecológicos se encuentra en Quebec, Canadá. La empresa Bios es la responsable de la organización, bautizando a estos parques como Bios Park. Según los propios creadores, estos recipientes que funcionan de urna son 100% biodegradables, conteniendo mezclas de semillas y fertilizantes naturales. Una vez plantada la urna, esta colaborará al crecimiento del árbol, que colaborará al planeta.

“El árbol crece de las cenizas, la urna se biodegrada sin dejar absolutamente ningún rastro. La defunción se convierte en una transformación y retorno a la vida a través de la naturaleza» , argumenta el sitio web de Bios. “A nivel individual, es muy terapéutico en un momento así. A nivel mundial, estamos asumiendo la responsabilidad colectiva de la restauración planetaria que tanto necesitamos. Estamos hablando de miles, sino millones, de árboles plantados cada año”.
Cementerios

Según Elise, la directora del proyecto de cementerios ecologicos: «después del día del funeral, a menudo vemos que las familias regresan para visitar a los cuerpos y cuidar de su árbol quitando las hojas dañadas o adornándolos según las estaciones y los diferentes festivos del año. Varios han testificado que les gusta mucho ver crecer también a los otros árboles pequeños alrededor». 

Fuente: UrnaBios.com

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: