66 años del hombre que enamora con sus locuras

66 años del hombre que enamora con sus locuras

 Marcelo Alberto Bielsa suma una vuelta al sol en uno de los mejores momentos de su carrera. El entrenador fue saludado desde Newell´s, así como en todos los clubes donde lo recibieron y se encantaron con su forma de ver el fútbol.

Hoy en Leeds, tras una gran campaña en su retorno a la Premier League, el mundo del fútbol festeja el aniversario del nacimiento de Bielsa, quien siempre se destacó por su particular forma de ser y por la de vivir este deporte. Máximo ídolo leproso, reconocido en grandes clubes de todo el mundo, campeón con Argentina en los Juegos Olímpicos, y siempre sumando seguidores con cada una de sus campañas.

 Y es que Bielsa ama al fútbol, y hace todo lo posible por devolverle un poco de su gran cariño. Según las propias historias, puede pasar semanas sólo analizando videos, encerrado en su casa. Puede estar meses repasando una misma jugada, como puede estar un día entero con un entrenamiento.

Como resultado, todos sus dirigidos siempre lo elogian, y resaltan las virtudes que lo han llevado a este prestigio, remarcado también por entrenadores que lo han enfrentado.

El origen de la locura

 ¿Por qué le dicen el loco? Si bien no hay demasiadas dudas tras verlo 90 minutos en el banco, hay un trasfondo anecdótico. Al empezar Bielsa su camino por las divisiones inferiores de Newell´s, hacia entrenamientos largos, de hasta cinco horas, como parte de su obsesión por explotar al máximo las capacidades los jugadores. Carlos Percini era entrenador de la cuarta, quinta y sexta leprosa, y entrenaba en las canchas anexas a Don Marcelo. El tema era que ni sus tres categorías juntas llegaban a tener el largo de los entrenamientos de su compañero.

 De ahí, Percini comentaba siempre resaltaba que “Bielsa estaba loco”, y fue tanta la repetición de esta frase, que ya todos lo tenían en esa asociación. Años más tarde, este sería su compañero en la primera de Newell´s, y juntos gritarían campeón tres veces.

  Su vínculo con la lepra

El relato sobre los viajes de una punta a otra del país en un precario Fiat 147, o seiscientos kilómetros parado en un micro de línea, como le pasó alguna vez, buscando pibes para las inferiores del club, apenas reflejan una parte de lo que Bielsa hizo por Newell´s.

El estadio lleva su nombre, siendo uno de los pocos homenajes en vida que se vieron en el fútbol argentino. Como si fuera una respuesta, Bielsa donó un lujoso hotel para el complejo de Bella Vista, y siempre tiene presente a su rojinegro en cada pregunta que le hacen sobre el tema.

“Quiero verte sentado al lado del banco rojinegro, y que todo el Coloso entero, vuelva tu nombre a corear”

https://twitter.com/LUFC/status/1417765972568576003

Esto es Bielsa. Vinculo, pasión y compromiso. Es amor por los colores, trasladado a 11 jugadores corriendo detrás de una pelota. Todos lo disfrutan, y viven lo que el trasmite.

Julian Torrisi

Julian Torrisi

Licenciado en Comunicación Social, corredor, cinéfilo y me gusta saber todo. Fan de contar historias, la radio, los deportes y el universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: